Mesa con muchos utensilios para hacer manualidades

Todos alguna vez hemos intentado hacer un DIY. Lo vimos en youtube, a la youtuber le salió hermoso y pensamos: ¡hay que intentarlo! Y, aunque no siempre acaba bien, de todas formas te sientes bien. ¿Nunca te has preguntado por qué?

Primero, ¿qué es un DIY?

D.I.Y. en realidad son unas siglas en inglés que significan: Do It Yourself. Que en español significa “hazlo tú mismo”

Un DIY es cualquier cosa que hagas desde lo más tradicional como dibujar, hacer origami a transformar ropa, re-decorar tu habitación, o incluso preparar algo de tomar, como un quemadito

Asimismo, otra característica es que para un DIY se usan cosas que ya tienes en casa.

¡Como una manualidad! 

Persona concentrada en dibujar
Persona concentrada en dibujar

¿Y qué tiene de especial un DIY?

Los DIYs tienen una cantidad de beneficios que te van a sorprender

1. Te concentras tanto en intentar que te salga, que te olvidas de lo que pasa a tu alrededor. 

El mundo se puede estar derrumbando, pero esa flor de origami tiene que quedar perfecta.

Bueno, tal vez no tanto, pero ciertamente te distrae del estrés del día a día. Incluso, te ayuda a alcanzar lo que se llama “estado de flow”.

Así, aprendes a estar 100% en el presente, lo que está genial para la salud de tu mente.

2. ¿Sabías que también ayuda a tu autoestima?

¡Sí, a mejorar la autoestima

Es que, solo piénsalo, imagina estar horas haciendo un bordado y, cuando por fin lo acabas, ver el fruto de tu esfuerzo.

Definitivamente se siente genial saber que eres capaz de crear algo tan hermoso.

Y no solo te hace sentirte bien contigo mismo, te motiva a querer hacer más cosas. 

Sientes que eres capaz de hacer lo que sea, y por eso…

Especialmente por la sensación de control derivada de lograr completar el DIY.

Chica abrazándose a si misma
Chica abrazándose a si misma

3. Ayuda a reducir la ansiedad

Todos hemos experimentado alguna vez esa horrible sensación en la boca del estómago. El nerviosismo. Esa desesperación porque crees que no puedes hacer nada por lo que pasa a tu alrededor.

Solo describirlo ya suena lo suficientemente horrible.

Sin embargo, los DIYs te ayudan con ello. 

Es más, incluso hay DIYs dedicados a la relajación, como este sobre cómo hacer un baño de flores o un sahumerio.

Ese efecto motivador del que te hablé antes es debido a que los DIYs ayudan a liberar esos químicos de felicidad que crea el cerebro que te hacen sentir bien.

Así, el cerebro se oxigena y te sientes más feliz.

Esto es especialmente útil para las personas con depresión o pasando por un tiempo emocional complicado.

Además, tal como mencioné, te ayudan a mejorar la sensación de control y esta se extiende a otros aspectos de tu vida.

Los DIYs son terapéuticos.

Persona recostada mientras se relaja
Persona recostada mientras se relaja

4. Finalmente, ayudan a fomentar el reciclaje

¡Únete a la tendencia Zero Waste! ¡haz un DIY!.

Ya que muchas de estas ideas buscar darle otra vida a las cosas que tienes en desuso en tu casa, los DIYs fomentan el reciclaje y ayudan a alcanzar este estilo de vida más eco-amigable. 

¿Logré convencerte? Anímate a hacer algún DIY. Y si no sabes cómo empezar, aquí te dejo unas ideas geniales de algunos DIYs que puedes hacer. están súper fáciles y bonitos.

¡Haz un DIY! no olvides la gran cantidad de beneficios que te están esperando:

Beneficios de los DIY para la salud
Beneficios de los DIY para la salud